jueves, 6 de abril de 2017

Conclusiones -Panel de autoconvocados "Inclusión y Orientación Vocacional - A cargo de la Lic. Nora Kanje

El entramado pleno de diversidad al interior mismo de cada una de las presentaciones y de los sujetos que orientaron , así como la convicción  respecto de las potencialidades que en principio les son  inherentes a todos los sujetos, fueron los  comunes denominadores de  los relatos y experiencias que nos transmitieron.

Así mismo la riqueza conceptual, aportada por los conferencistas convocados puntualmente para el Congreso, nos abrieron nuevos puntos desde donde fundamentar, revisar y potenciar tanto estrategias como  dinámicas que  efectivicen  lo que en definitiva  nos mueve y nos conmueve  en nuestra apuesta por la inclusión: la consideración de que todxs los sujetos son sujetxs de derecho.

Sin pretender abarcar la totalidad de los aportes de los conferencistas invitados  señalamos algunos de ellos por la fuerte consonancia que entendemos evidencian respecto de todo quehacer inclusivo.

La  Dra. Ana M. Fernández  nos remitió a pensar  la diferencia existente entre   poblaciones  vulnerables  y  poblaciones “vulnerabilizadas”;  lo cual  va en la línea precisamente de lo que implica considerar la discapacidad- cuales quiera sea- como una construcción social. Ello mismo, da sentido esto es,  otorga condiciones de posibilidad y de responsabilidad, diríamos también  a la inclusión en tanto,  es precisamente la posibilidad de intervenir para minimizar y/ o eliminar  - los obstáculos que - cuanto menos-  de dicha construcción devienen.

La conceptualización del Lic. Gabriel Brenner del “sujeto inesperado” que irrumpe en la escena escolar, constituye sin dudas otro aporte desde donde poder  pensarnos en el impacto que  lo discapacitante del otro – así como lo de lo propio- nos atraviesa y proponernos acciones orientadores conducentes.

Las reflexiones  desarrolladas por el Mg Sergio Rascovan en la conferencia inaugural respecto a la terminología que utilizamos   los orientadores vocacionales para nombrarnos y para nombrar  nuestro quehacer profesional, sin dudas nos interpela en más de un sentido. Por un lado,  para seguir profundizando en las implicancias que lo  semántico genera en nuestra tarea   “orientadora” y en la construcción misma de nuestro rol. Por otro  - y cuanto menos-  nos resulta ineludible vincularlo , con las ponencias que en la Mesa de Inclusión  dieron cuenta de orientaciones educativas y/o laborales, encaradas por quienes no son por formación  orientadores vocacionales , pero que de hecho orientan. 


Finalmente, cabe consignar, que al haberse conformado la Mesa de Inclusión seis expositores, el tiempo resultó sumamente ajustado para cada uno de ellos  y consecuentemente no fue posible realizar el intercambio y las preguntas y/o aclaraciones entre los expositores y los colegas que nos acompañaron.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

CULTURA INCLUSIVA, DISCAPACIDAD Y SOCIEDAD: DESAFÍOS PENDIENTES

Ed. Reznik, Lía B.( 1 ) ( 1 )Programa de Discapacidad - Secretaría de Extensión y Bienestar Estudiantil Facultad de Filosofía y Let...